Página sin retroceso

Nuestra tecnología de cintas de acero ofrece diseños únicos de cintas metálicas que garantizan un deslizamiento cero y una precisión absoluta, particularmente para los constructores de robots y para las aplicaciones robóticas. El retroceso se produce debido a la holgura existente entre el orificio de distribución de la cinta y el pasador de distribución de la polea. Por lo general, se necesita un poco de holgura para evitar interferencias y permitir que los pasadores encajen bien en los orificios, pero puede haber algo de retroceso cuando la cinta se invierte. Cuando la cinta invierte su dirección, la holgura entre el pasador y el orificio también se invierte, lo que puede provocar retroceso. Este retroceso puede causar imprecisiones de posición en el perfil de movimiento. Las cintas metálicas de precisión pueden ser diseñadas para que esto no ocurra. Por ejemplo, algunos brazos robóticos tienen dos cintas de acero que trabajan en tándem, impulsando una de ellas el movimiento de inversión. Gracias al alto módulo de elasticidad de la cinta metálica, este diseño puede soportar una aceleración muy rápida en ambas direcciones sin provocar retroceso. Nuestros diseños exclusivos de cintas metálicas pueden adaptarse a la perfección al espacio más pequeño y al entorno más exigente, lo que permite desarrollar soluciones para aplicaciones en muchos campos. Funcionando por parejas o a través de ideas de diseño más inventivas, estos sistemas de transmisión sin retroceso pueden utilizarse en cualquier lugar donde existan tolerancias estrechas para la colocación de ida y vuelta.

No te quedes solo con nuestra palabra

Descubre cómo nuestras cintas ayudan en el montaje automático y en la fabricación de semiconductores.

¿Tienes preguntas?

Tómate un momento para leer nuestros estudios de caso o contacta con uno de nuestros ingenieros.