Poleas de distribución

Las poleas de distribución tienen dientes o cavidades alrededor del diámetro exterior de la superficie de la polea. Los dientes de distribución encajan en los agujeros de la cinta metálica, mientras que las cavidades de distribución encajan en los salientes de transmisión de la circunferencia interior de la cinta. Tal y como su nombre indica, estos dientes o cavidades se utilizan para una correcta distribución. La transmisión de la potencia, o el movimiento de transmisión de la cinta se siguen realizando a través de las fuerzas de fricción entre la cinta plana y las superficies de la polea.

Resultados precisos y duraderos con nuestros dientes de distribución con rodamientos de bolas patentados

Las poleas de tipo I y de tipo II permiten la repetibilidad del ciclo sin ninguna acumulación de paso, también conocida como fluencia de la cinta, dentro de tolerancias muy precisas. La repetibilidad es la capacidad de un solo paso en las sucesivas rotaciones de una cinta para volver a la posición inicial dentro de una tolerancia concreta, normalmente en el rango de 0,002″ (0,051 mm) a 0,005″ (0,127 mm).

En un sistema de transmisión por fricción, la polea se mueve a una velocidad ligeramente inferior que la cinta. Si esto no se controla, la fluencia de la cinta metálica de accionamiento por fricción provocará una pérdida de repetibilidad, lo cual afectará a la precisión de la aplicación. El uso de poleas de distribución de tipo I o II es la mejor manera de conservar la precisión del sistema.

Los elementos de distribución, especialmente los dientes de distribución, deben ser muy resistentes. La dureza y la durabilidad de los materiales son fundamentales para asegurar un desgaste mínimo por los sucesivos acoples de la cinta y la polea. La polea de distribución patentada por Belt Technologies utiliza como dientes rodamientos de bola endurecidos, diseñados específicamente para ofrecer una mayor resistencia ante el desgaste

Logra la máxima vida útil de la cinta con relaciones de diámetro precisas

Existen muchos factores importantes a tener en cuenta cuando se diseña una polea para una aplicación de cintas metálicas, pero el más importante es el diámetro de la polea.

El diámetro idóneo de la polea se obtiene en función de la relación entre el diámetro de la polea y el grosor de la cinta.

A medida que disminuye la relación entre el diámetro y el grosor, aumenta el esfuerzo de flexión de la cinta y se reduce su vida útil. A la hora de diseñar poleas de distribución, es importante asegurarse de que todos los elementos de distribución tengan radios esféricos o evolventes. Estos radios garantizan un acople y desacople suaves entre la cinta y la polea. Para evitar problemas relacionados con las tolerancias acumuladas, la diferencia de diámetro entre los elementos motrices y los conducidos debe ser de al menos ±0,005″ (0,127 mm) a ±0,007″ (0,178 mm).

Las aplicaciones sin retroceso o casi sin retroceso son casos especiales.

A la hora de fabricar una polea dentada, cada diente de la cinta se inserta en un orificio que ha sido mecanizado en el cuerpo de la polea. Hay que tener mucho cuidado con la ubicación radial de cada diente para garantizar la precisión del paso.

También es imprescindible que las poleas de distribución tengan un diámetro de paso en el eje neutro de la cinta (la mitad del grosor de la cinta en el caso de una cinta plana delgada), en lugar de la base. Las cintas metálicas suelen ser delgadas, un factor que a menudo se descuida al calcular el diámetro de apoyo de la cinta de la polea. Si no se incluye el grosor de la cinta en estos cálculos, casi siempre se produce un desajuste de los elementos de distribución.

El diámetro del soporte de la cinta puede calcularse mediante la fórmula:
D=NP/pi – t
Donde:
N = Número de longitudes de paso o dientes de una polea
P = Paso de la perforación
t = Grosor de la correa

Poleas de distribución de alta calidad para tu sistema diseñadas por expertos

Los expertos de Belt Technologies disponen del conocimiento y la experiencia necesarios para diseñar y producir poleas de distribución PureSteel®  para tu sistema que proporcionarán resultados de producto muy precisos y repetibles. Nuestros dientes de distribución con rodamientos de bolas patentados y nuestro gran conocimiento sobre los requisitos de diseño de las poleas de distribución garantizarán que tu sistema automatizado dure el máximo número de ciclos posible. Contacta con nosotros hoy mismo

 

Guía de diseño y Referencia para el desarrollo de las cintas metálicas

Descargar
Solicitar cotización